EstrenoCasa.com
¡Compártelo!

Ventajas de tener una piscina cubierta en casa

Estamos en una época ideal para plantearse si uno quiere alargar la temporada de baño o prefiere renunciar al mismo hasta el próximo verano. Si todavía sigues dudando, te vamos a compartir unas cuántas razones sobre por qué puede ser muy tentador que pongas una cubierta a tu piscina.

Hoy día, existen multitud de diseños de cubiertas que te permiten encontrar el ideal para tu piscina y para tu hogar, porque una cubierta no tiene por qué restarle belleza al conjunto. Uno de los ejemplos lo tenemos en la empresa Vegametal, que fabrica y diseña diferentes gamas de cubiertas: techos, altas, bajas, planas y de grandes dimensiones.

Pero ¿qué hace tan tentador una piscina cubierta?

Disfruta de tu piscina todo el año

Una de las ventajas principales de tener una cubierta de piscina es que puedes disfrutar de un baño en cualquier momento del año, sin importar el frío que haga en el exterior, pues si tienes una piscina climatizada la cubierta ayudará a reducir la pérdida de calor.

Si además tenemos la piscina ubicada en una zona donde recibe sol, el agua se calentará lo suficiente como para que puedas disfrutar de un buen baño y no perderá toda su temperatura durante la noche.

Reduce el uso de químicos

Seguro que tú también te has dado un baño en alguna piscina y has salido con los ojos rojos, llorosos y con sensación de escozor. Esto tiene que ver directamente con los niveles de químicos utilizados en el agua. Pues bien, el uso de una cubierta también reduce la necesidad de utilizar tantos químicos, aseguran que en un 35 – 60 por ciento, ya que el agua está más protegida.

Disminuye el tiempo de mantenimiento

Al hilo del punto anterior, una cubierta de piscina evita que puedan caer al agua insectos voladores, hojas, ramas, etc. Esto no solo te va a permitir contar con un agua más limpia y sin tantos químicos, también reduce la cantidad de tiempo que tienes que pasarte limpiándola.

Ralentiza la evaporación

En los meses en los que más calor hace es más fácil, frecuente y lógico que se produzca una mayor evaporación del agua. Con una cubierta de piscina no vas a evitar por completo que el agua se evapore, es imposible lograrlo, pero sí que puedes reducir los factores externos -humedad del aire, viento y temperatura- para que que se ralentice la evaporación.

Es más, los profesionales del sector indican que la evaporación puede llegar a reducirse hasta un 75% con las cubiertas de piscina. Sin duda, esto supone una reducción de costes y de recursos importantísima, no solo para su bolsillo si no también para el medio ambiente, pues no será necesario rellenar la piscina con tanta frecuencia como en el caso de tener la piscina descubierta.

Económicamente es rentable

Uno de los puntos que señalan los profesionales del sector es que las cubiertas de piscina permiten reducir los costes de energía para calentar el agua, ya no hacen falta tantos químicos, también baja el nivel de evaporación por lo que también baja el coste del agua, entre otros. Por ello, afirman que optar por una cubierta de piscina favorece que puedas ahorrar dinero y ganar en bienestar.

Aumenta la seguridad evitando caídas

Uno de los pros de tener una cubierta de piscina es que es más fácil evitar que alguien que vaya despistado por el jardín pueda caerse, que la mascota caiga al agua sin supervisión o que los niños jugando puedan acabar dentro del agua. Además, hay diferentes diseños de cubiertas y algunos pueden ofrecerte un plus de seguridad con el sistema de apertura y cierre.

About the Author mari

>