Estreno Casa
¡Compártelo!

30+ Especies de Plantas Colgantes Que Amarás

La naturaleza no es algo que sólo debe quedar reservado para jardines exteriores ya que también es un increíble elemento de decoración para interiores, y antes de que pienses que no tienes suficiente espacio, ¡Detente!.

A tu disposición tienes infinidad de tipos de plantas, entre las que las colgantes pueden ser la mejor solución en el caso de que desees poder llenar tu balcón, e incluso una ventana con plantas. Veamos a continuación, 30+ Especies de Plantas Colgantes Que Amarás.

Hay muchas opciones de plantas de interior que son ideales para espacios pequeños, sin embargo hay un tipo que son perfectas y son las plantas colgantes, sí, asimismo, plantas de interior que cuelgan y que por lo tanto no tienes que preocuparte en si tener espacio para una mesita o una maceta, ahora ¡Pueden ser ambas!

¿Qué son las Plantas Colgantes?

Las plantas colgantes son aquellas cuyos tallos no son erguidos lo que significa que la planta no puede sostenerse por sí misma, esto quiere decir que nunca podrá alcanzar gran altura y que por lo tanto  tiende a crecer al ras del suelo o desarrolla diferentes formas, como raicillas, que le permiten trepar por una superficie vertical, como la corteza de los árboles, en busca de luz.

Este tipo de plantas son una opción ideal para espacios pequeños porque no requieren grandes macetas en el suelo sino que pueden ubicarse en cestas que cuelguen del techo, de allí su nombre de plantas de interior que cuelgan.

Cuidado de las Plantas de Colgantes de Interior

Como todo ser vivo las plantas requieren de cuidados, sin embargo a diferencia de muchos otros tipos de flora, las plantas de interior que cuelgan son de facilísimo mantenimiento, incluso para aquellos que consideran que todo lo que llega a sus manos muere, con las plantas colgantes será la excepción.

Aquí te señalamos de acuerdo a cada una de las necesidades vitales de la planta cómo debe ser su cuidado.

Luz

Las plantas colgantes pueden vivir en condiciones de poca luz. Sin embargo, con poca luz sobreviven, pero no muestran todo su esplendor y tienden a perder las hojas viejas con gran facilidad. Colocadas en un lugar bien luminoso de la casa o del porche, y evitando el sol directo, conseguimos que las plantas colgantes dejen de perder las hojas y que las nuevas sean cada vez más grandes y espectaculares.

Riego

A la mayoría de las plantas colgantes no les gusta que se las riegue en exceso. Por lo tanto lo más recomendable es que se les humedezca cuando se note que ya ha comenzado a secarse, pero sin dejar que el sustrato llegue a secarse del todo.

Si regamos excesivamente de las plantas colgantes, sus hojas inferiores se vuelven amarillas y caen, porque en esencia estaríamos ahogando la planta, lo mejor es rociar las raíces y las hojas un par de veces por semana.

Temperatura

Las plantas colgantes son plantas exigentes en lo que a la temperatura se refiere, ya que se adaptan perfectamente, sin embargo, tal como sucede con  la mayoría de las plantas de interior, no toleran las corrientes de aire, sobre todo las frías, por eso si vives en una zona fría o con estaciones, en invierno, procura alejarla de la ventana.

Por otro lado cualquier planta de interior y en especial aquellas que son colgantes, necesitarán una temperatura constante, sin corrients y siempre bastante alta, alrededor de 20 ° C. En invierno no podemos colocar la planta colgando en una terraza abierta donde la planta no esté bien protegida del clima y las heladas. Sin embargo, tendremos que garantizar una ventilación adecuada para la planta de interior colgante. Periódicamente, en primavera o verano, abriremos la ventana y, si el clima lo permite, colocaremos la planta al aire libre durante unas horas para que respire naturalmente. Las plantas de interior pueden ser atacadas por plagas y enfermedades. Para ello, podemos tratarlas con un producto específico, con un pesticida especial o simplemente tratando de mantener las hojas limpias y saludables. Al eliminar las hojas secas, evitaremos la propagación de problemas.

La Maceta Tradicional Quedó Atrás

De por sí las plantas interior que cuelgan son de muy fácil cuidado, incluso para alguien que no gusta de el mantenimiento de plantas, sin embargo si quisieras facilitar aún más el trabajo, especialmente en cuanto al riego, pues olvídate  de la cesta tradicional y mejor adquiere una maceta colgante con sistema de autorriego esta es una alternativa práctica y versátil.

Lo recomendable es colocar el cesto colgado del techo y cerca de una ventana. El efecto es interesante, resulta muy decorativo.

Tipos de Plantas Colgantes

No basta con saber sobre su cuidado, o sobre la cesta en la que la colocarás, lo más importante es saber ¡Cuáles son las plantas colgantes de interior!

Para ello hemos reunido una lista de las mejores plantas que cuelgan para que seas tú quien seleccione la que mejor se adapte a ti de acuerdo a las condiciones de tu hogar y espacio.

No te preocupes, cualquier elección será buena ya que estas plantas colgantes de interior son fantásticas.

Columnea monalisa

Una de las más bellas flores o plantas colgantes de interior. La Columnea Mona Lisa, es una planta perenne con follaje herbáceo o semi-zarza perenne con ramas colgantes verticales o trepadoras, las hojas son aterciopeladas consistentes en el lado inferior, brillantes y casi vidriadas en la parte superior, el color va del verde oscuro al verde bronce.

Columnea krakatau

Resultado de imagen para Columnea krakatau

Esta flor tropical es una planta perenne de hoja perenne que tiene enredaderas frágiles pero carnosas que alcanzan una longitud de 10-12 cm. Estas plantas colgantes están cubiertas con una gruesa capa de hojas pecioladas. Las hojuelas en la aguileña tienen forma de corazón, cubiertas con una capa brillante , las puntas son ligeramente afiladas. La longitud de las hojas puede ser diferente y en algunos casos puede alcanzar los 12 cm. Tanto los brotes como las hojas de esta flor están cubiertos con una pequeña pubescencia blanca

Poto

Entre las plantas de interior colgantes más extendidas el poto es de las que requieren un cuidado más simple. Hay varias variedades de hoja perenne y trepadoras que se cultivan con fines ornamentales debido a las características hojas en forma de corazón o lanceoladas.

Disponible en colores lisos o rayas variadas y de color crema. Dependiendo de la variedad, pueden medir más de diez centímetros. Para crecer en altura, la planta Potus debe guiarse por soportes relativos, de lo contrario asumirá un hábito postrado adecuado para que las macetas cuelguen de las paredes. Cultivado en campo abierto, puede desarrollarse durante varios metros tanto en altura como en longitud.

Scindapsus pictus

Perteneciente a la familia de la anterior planta, el poto, la Scindapsus Pictus, es una planta colgante de interior que tiene un diseño en su hoja con manchas plateadas que modo que destaca constantemente, y también es la característica que lo distingue.

Cinta chlorophytum

Sin duda, una de las plantas de interior más fáciles de cultivar; prospera en cualquier lugar con un cuidado mínimo.

Forma un espeso arbusto de hojas que a su vez forman tallos arqueados con flores blancas y pequeñas colillas.

Aparecen como un denso arbusto de hojas que comienzan desde las raíces, lineales, acuminadas, verdes a menudo abigarradas con blanco, que a fines de la primavera produce tallos largos y carnosos con un efecto de caída sobre el cual después de la floración crecen numerosas pequeñas plantas de roseta.

Tradescantia quadricolor

Resultado de imagen para -Tradescantia quadricolor

Esta es una planta perenne de origen africano que por lo general, tiene una apariencia bastante inusual , ya que no producen arbustos compactos y densos, sino que tienden a crecer de manera desordenada, como si descansaran suavemente en el suelo.

Maranta tricolor

Estas son plantas de hoja perenne que crecen en la maleza de los lugares tropicales de África; su característica predominante está dada por el follaje particularmente moteado y abigarrado que lass hace muy decorativas. Hay muchas variedades que muestran diferencias en la coloración del follaje.

Produce flores no muy vistosas, formadas por tres pétalos, que tienen grandes estambres en su interior y que debido a su tamaño y peso, cuelguen a medida que crecen.

Capuchina

Para que la capuchina crezca sin problemas, es necesario y esencial tener tierra fresca. El riego de esta planta debe establecerse en función de la temporada en la que se encuentra, la lluvia y la zona climática. El riego se vuelve esencial cuando el suelo está completamente seco, y simplemente sirve para complementar el resultado de las lluvias naturales. Sin embargo, se recomienda durante el período de invierno reducir o incluso suspender las operaciones de riego; mientras que en primavera y otoño es suficiente regar esta planta 1-2 veces al mes, en cambio durante el verano es necesario proceder incluso 2-3 veces a la semana.

Por lo tanto, es necesario tener en cuenta que las necesidades de la capuchina en macetas, son diferentes de las plantadas en el suelo, tanto por la cantidad limitada de tierra como por el clima. De hecho, sus raíces nunca podrán expandirse libremente para verse frescas, por esta razón la capuchina en maceta está más sujeta a controles térmicos.

Petunia

Imagen relacionada

Las petunias son conocidas por la belleza de sus flores, que se cultivan en macetas colgante. El género Petunia incluye 40 especies de plantas herbáceas, anuales o perennes, en su mayoría originarias de América del Sur.

Desarrollan arbustos grandes, densamente ramificados, de 25-60 cm de altura, que a menudo presentan tallos postrados o colgantes; Las hojas, de color verde claro, están cubiertas por un pelo muy fino, al tacto son ligeramente pegajosas y desprenden un aroma característico.

Campanula

Imagen relacionada

Planta herbácea perenne con flores púrpuras nativas de Europa, América del Norte y Asia, la campanula desarrolla densos mechones no muy altos con hojas de color verde oscuro y pequeñas flores violetas, que florecen nuevamente durante la primavera y parte del verano.

Es ampliamente utilizada en los bordes, pero también como una sola planta, si está bien contenida, los mechones se pueden mantener en forma de almohada; requiere poda de contención, o mucho espacio, ya que se desarrolla muy rápidamente al aferrarse a los troncos de otras plantas, pero también a las paredes.

Lantana

El género Lantana cuenta con algunas especies de plantas y arbustos perennes, pertenecientes a la familia Verbenaceae; son nativas de América y África, pero en Europa solo se cultivan dos especies, de origen sudamericano, y sus diversos híbridos, producidos a lo largo de los años. Las lantanas tienen hojas caducas, ovales o lanceoladas, de color verde claro o verde oscuro, cubiertas con finas venas en relieve, que están muy arrugadas al tacto y emiten, si se rompen, un aroma fuerte, que no agrada a todos.

Las muchas variedades presentes en el vivero son de diferentes tamaños, que van desde pequeñas plantas perennes trepadoras, que no superan los 26-30 cm de altura, hasta arbustos ramificados reales, que pueden superar un metro de altura. La principal peculiaridad de la lantana está representada por las flores, que florecen continuamente desde finales de la primavera hasta el otoño; similar a lo que sucede con las verbenas, incluso la lantana produce pequeñas flores en forma de trompeta, que florecen en corimbos hemisféricos; las flores comienzan a florecer desde la parte inferior del corimbo, a florecer en sucesión hasta la parte superior.

La peculiaridad de la lantana es que, para muchas variedades, las flores tienden a cambiar de color durante los días de floración; Por lo tanto, a menudo nos encontraremos con una inflorescencia que presenta, por ejemplo, flores rojas en la parte externa, naranja en la parte media y amarilla en la parte central. Gran parte del éxito de la lantana se debe precisamente a esta variedad en los colores de cada planta individual; Hay variedades de lantana con flores rosas y naranjas, o blancas y lilas, pero también lantanas con una flor completamente amarilla o blanca, con un color que se mantiene con el tiempo. Las flores son seguidas por pequeñas bayas negras, comestibles cuando están maduras.

Lobelia

El género Lobelia tiene numerosas especies, tanto anuales como perennes, originarias de Asia, África y Europa. La lobelia erinus es una variedad anual de origen africano. Tiene un hábito postrado, lo que lo hace adecuado como planta para parterres o cestas colgantes. Tiene tallos delgados y flexibles, folíolos elásticos, verdes y pequeños; alcanza 10-15 cm de altura. Desde abril hasta el primer frío produce una cascada de pequeñas flores tubulares, de un intenso color púrpura; Hay variedades con tonos azules, azules, blancos o rosados. Fácil de cultivar, está muy extendida en los jardines europeos, donde se ha cultivado durante muchas décadas.

Geranio

Una de las plantas favoritas de España, los geranios están presentes para embellecer balcones y terrazas durante la primavera y el verano. La floración del geranio es muy rica, el cultivo simple, y el gasto no es mucho, de modo que es un de planta perfecta para principiantes y también para expertos.

Durante muchos años, la pasión por los geranios, o más bien por el pelargonium (su nombre botánico), ha llevado a los productores de plantas a enriquecer el género con numerosos híbridos; de flor doble, hoja coloreada, con hoja fragante. En el mercado es posible encontrar la mayoría de las especies botánicas, originarias de África, y los numerosos híbridos, pero para nuestro propósito, nos decantamos por los geranios que son colgantes.

Surfinia

Similar a las petunias, las surfinia son un tipo de planta colgante que embellece cualquier pared de la terraza o balcón, gracias además a sus bellos colores.

Nemesia

Resultado de imagen para nemesia

La nemesia tiene una cubierta vegetal o colgante, y se caracterizan por una vegetación delicada, con tallos herbáceos, muy ramificados; las hojas son verdes y alargadas. De abril a mayo, hasta el otoño, producen una miríada de pequeñas flores de colores vivos; la parte superior de la corola es trilobulada, la parte inferior es bilobulada o, a menudo, con una apariencia arrugada o dentada; los colores son los más variados, de blanco puro a azul, de rosa a rojo, a menudo con un ojo central en tonos contrastantes.

Ya hemos visto las mejores especies de plantas colgantes, pero en esta galería de fotos te dejamos el resto:

About the Author Amanda Latorre

Hola, soy Amanda, actualmente vivo en Barcelona y hace poco me he mudado a vivir sola. He creado este blog para compartir experiencias con aquellos que están comenzando a vivir solos por primera vez y buscan una ayuda para escoger que comprar para sus casas.

>