EstrenoCasa.com
¡Compártelo!

La piedra natural, una opción perfecta para las fachadas

Uno de los materiales que más se utilizan a la hora de diseñar fachadas es la piedra natural. Suele elegirse por su gran resistencia a todo tipo de climas y dura muchos años en perfecto estado. Además, estéticamente, se pueden hacer diseños muy bonitos con la piedra natural. Aquí te contamos algunas de las ventajas de usar la piedra natural en fachadas así como consejos para elegir la piedra natural perfecta para tu hogar.

Ventajas de utilizar la piedra natural en fachadas

Como te decíamos, la piedra natural para fachadas es uno de los recursos más utilizados en el diseño de casas y edificios. Estas son algunas de sus ventajas:

Durabilidad

La piedra natural es uno de los elementos más utilizados en construcción porque aguanta muy bien el paso del tiempo y no necesita ningún mantenimiento costoso.

Resistencia al clima

La piedra natural es resistente a todo tipo de climas sin ser evidente su deterioro.

Variedad de diseños

Una de las principales ventajas de usar piedra natural es que podemos elegir todo tipo de colores y texturas depende del diseño que busquemos. Encontraremos tonos más claros, más oscuros, texturas más sencillas o más llamativas, con acabados de estilo más moderno o más rústico…La piedra natural hace que cada fachada sea única y la podamos personalizar a nuestro gusto.

Gran capacidad aislante al ruido y al frío

La piedra natural posee inercia térmica, es decir, actúa como aislante frente a la temperatura exterior así que en verano mantendrá el frescor dentro y en invierno mantendrá el calor. De igual manera, también actúa como aislante frente a los ruidos del exterior, amortiguando las ondas sonoras.

Material sostenible

Otra de las grandes ventajas por la que suele elegirse la piedra natural para fachadas es que se trata de un material sostenible ya que se puede reciclar y usar en distintos proyectos de construcción.

Ignífuga

La piedra natural también es ignífuga, es decir, protegerá tu hogar de incendios.

Cómo elegir una piedra natural para fachadas

Dependiendo del proyecto de construcción que estemos llevando a cabo tendremos que tener en cuenta algunos aspectos para elegir la piedra natural perfecta para la fachada. Estas son algunas cuestiones que debes plantearte:

Color

Puedes encontrar una enorme variedad de colores para piedra natural. De hecho, hay tantas tonalidades diferentes que es casi imposible que en una construcción se use exactamente el mismo color que en otra. Así que, aunque es una ventaja porque podemos personalizar totalmente la piedra natural que queremos para nuestro proyecto, también puede ser un poco complicado tomar una decisión final sobre el color.

Un consejo para elegir el color de la fachada es comenzar por el color principal que vamos a usar y después centrarnos en los colores de los complementos como pueden ser las ventanas, las puertas o el tejado. Para elegir el color principal puedes observar a tu alrededor y ver qué colores combinan bien con el entorno. Por ejemplo, en una zona más de ciudad quedarán mejor unos colores y en un ambiente más de naturaleza elegiremos otro tipo de tonos.

De manera general, si no tienes claro el tono que quieres darle a la piedra natural de tu fachada, te recomendamos no usar colores muy vibrantes y optar más colores neutros como el blanco, el beige o el gris ya que serán más fácil de combinar con el entorno y con los colores complementarios de la fachada.

Textura

También podemos elegir dentro de una gran variedad de texturas de piedra natural. Aquí entra en juego el estilo arquitectónico del proyecto porque algunas texturas le darán un toque más rústico y otros un toque más moderno. Por lo general, las texturas más suaves y rectas serán para proyectos más modernos y aquellas texturas más evidentes serán para construcciones con aires más rústicos o campestres.

Ubicación de la vivienda

La ubicación de la vivienda es uno de los factores más importantes a la hora de seleccionar la piedra natural que vamos a usar para nuestra fachada. Aunque el material de la piedra natural es resistente a todo tipo de climas, hay modelos más indicados para zonas más cálidas que se ven muy expuestas al sol y otras más indicadas para climas fríos y preparadas para la lluvia, granizo o nieve.

Esto también lo deberemos tener en cuenta a la hora de elegir el color de la piedra natural. Por ejemplo, los tonos oscuros suelen sufrir más la consecuencia de los rayos del sol, desgastando más fácil su color.

Estos son algunos consejos y ventajas de usar piedra natural para tu fachada. Como ves, una gran opción que nos da muchas opciones diferentes para personalizar el estilo de nuestro proyecto.

About the Author mari

>