EstrenoCasa.com
¡Compártelo!

¿Cómo elegir una puerta de interior?

Cuando se trata de privacidad y comodidad en el hogar o la oficina, es ideal contar con una barrera física que pueda dividir los ambientes y resguardar la intimidad de quienes se encuentran dentro, para esto es necesario saber cómo elegir una puerta de interior.

19 puertas corredizas

A simple vista podría parecer que todas las puertas le irían bien a cualquier casa, oficina o ambiente; sin embargo, no es así. Estos son elementos claves que influyen tanto en la decoración como en la funcionalidad de un espacio.

Al instalar o reemplazar una puerta, visualmente ocurre un cambio y lo mismo sucede con la funcionalidad. Características como las dimensiones, materiales, colores y espesores influyen en el aspecto general del interior e incluso en la dinámica para abrir y cerrar, la acústica, privacidad y otros aspectos funcionales.

Por todo lo anterior, adquirir e instalar una puerta de interior amerita la asesoría de un profesional y, dependiendo del área donde vivas, podrías necesitar los servicios de una carpintería en Valencia, Madrid o cualquier otra ciudad.

A la hora de elegir una puerta de interior deberás tomar en cuenta los siguientes aspectos.

Tipos de puertas según su forma de apertura

Esta elección debe hacerse tomando en cuenta el espacio en el cual se colocará la puerta, la continuidad visual y el uso que le des a la habitación. Puedes elegir entre las siguientes opciones:

  • Puerta abatible: es el modelo tradicional que abre y cierra de marco a pared utilizando bisagras, puede ser ciega o con abertura (para vidrio, por ejemplo).

  • Puerta corredera: se desliza con ruedas sobre un riel superior o inferior, para abrir y cerrar de forma paralela a la pared. Puede ser visible o permanecer oculta dentro de los muros al abrirla.

    Con esta opción se ahorra espacio, al mismo tiempo en que aporta un estilo único y moderno al ambiente.

  • Puerta batiente: usualmente visible en las tabernas, es ideal para la cocina porque se abre y cierra al empujar, lo que resulta muy útil cuando requieres atravesar con las manos ocupadas.

    Puede ser completa, doble o a la mitad, dependiendo del área donde se coloque. Generalmente se elabora en madera lisa o estilo romanilla, con variedad de colores.

  • Puerta pivotante: gira sobre su propio eje con un perno en medio o cercano al lateral. Sin embargo, es poco común y requiere gran espacio.

    Este modelo es bastante antiguo, aunque se emplea actualmente para la entrada principal de grandes casas. Aporta un efecto visual de palacio real, suele ser costosa y no tan funcional, pero su aspecto es magnífico.

  • Puerta plegable: se dobla para abrir y cerrar de forma similar a un fuelle, ya sea ciega o con abertura.

    Se emplea usualmente en espacios reducidos, es económica y por lo general se elabora en plástico, por lo que también es liviana. Resulta ideal para áreas interiores como despensas, armarios y otros.

Materiales y acabados de puertas de interior

Además de encajar a la perfección con el resto de la decoración, los materiales y acabados brindan funcionalidades como aislar el sonido, por ejemplo, y para ello puedes elegir entre las siguientes opciones:

  • Puertas pintadas: en colores sólidos, barniz o combinados, generalmente elaboradas en madera rústica, lisa o labrada.

  • Puertas chapadas: regularmente se emplea una lámina a manera de cobertura de PVC o madera sumamente delgada, también se les conoce como entamboradas y son muy livianas.

    Separan muy bien los ambientes y decoran maravillosamente, pero no aíslan el sonido.

  • Puertas lacadas: otro tipo de puerta recubierta, con base de madera y diversas capas superpuestas de este material que brinda resistencia y durabilidad.

    Se emplea una laca para cubrir, entre más capas tenga la puerta, brindará mayor resistencia y durabilidad, lo que se traduce en mejor calidad.

Aportan un acabado mate o satinado, aíslan bien, decoran y dividen espacios efectivamente.

  • Puertas de metal: duraderas y resistentes, suelen brindar un toque industrial y habitualmente se encuentran en color negro, gris o blanco; son funcionales y muy decorativas.

  • Puertas de vidrio: hermosas y modernas, estas delicadas puertas disponen de diferentes grosores, con cristales claros, biselados, empañados, grabados u otros. Son bastante costosas y aunque no aíslan bien el sonido, la visibilidad a través de ellas es clara.
    34 PUERTAS CORREDIZAS
  • Puertas de PVC: un tipo de plástico resistente que se presenta en variedad de colores y tipos. Suelen ser económicas, funcionan bien para separar ambientes, pero no aíslan el sonido.

  • Puertas combinadas: incluyen fusiones entre madera y vidrio, madera y metal, vidrio y metal o cualquier otra combinación que se te ocurra.

    Permiten aprovechar las bondades decorativas y la funcionalidad de cada material.

Lisas o con molduras

En este punto es necesario elegir lo que enmarca la puerta y podrás optar por cualquiera de las siguientes opciones:

  • Con molduras: enmarcan la puerta interior y brindan un estilo retro muy acogedor. Generalmente se elaboran en madera o PVC, son livianas y puedes pintarlas de cualquier color.

  • Lisas: se colocan a ras del muro, sin ningún tipo de adorno, lucen minimalistas, prolijas y muy modernas.

Dimensiones

Un aspecto que necesariamente deberá ajustarse al espacio donde colocarás tu puerta, ya sea de 1m x 2m; 0,90m x 1,8m o cualquier otra medida en particular.

Con esta guía orientativa sabrás cómo elegir una puerta de interior, sin temor a equivocarte. 

About the Author Tecnicos Tendenzias

>