Estreno Casa
¡Compártelo!

Cómo decorar una oficina en casa

Tener una oficina o despacho en casa es uno de los espacios cada vez más demandados, más en la actualidad, cuando el teletrabajo se está convirtiendo en una opción para todos y una recomendación. En este artículo os vamos a contar todo lo necesario para que podáis crear una oficina agradable y útil en casa.

Mobiliario de oficina

Escoger un buen mobiliario de oficina es un requisito fundamental para poder crear un espacio agradable y funcional. Lo ideal es que la mesa de escritorio esté junto a una ventana para que le llegue la luz natural directa y así cuentes con ventilación, por lo que mide el espacio que tienes disponible antes de comprar cualquier mesa.

En función del tipo de trabajo que tengas y la necesidad de espacio, lo ideal será que adquieras una cajonera y/o estantería para poder tener un espacio ordenado que te facilite ser eficaz, que no te distraiga y te ayude a mejorar tu eficiencia.

En cuanto a las sillas, os recomendamos que tengáis en cuenta las sillas de despacho ergonómicas como primera opción para que vuestra salud no se vea dañada por estar tantas horas sentados. Una silla ergonómica os puede ayudar a prevenir y evitar problemas en la columna vertebral, dolores musculares (como en las cervicales), problemas de circulación en las piernas, además de que facilita tener una buena postura. Vais a encontrar una gran variedad de sillas dentro de esta categoría, lo ideal es que os queden ajustadas a la hora de sentaros, que tengan reposabrazos y un respaldo ajustable.

Iluminación para la oficina

Uno de los pasos más importantes para la oficina es la iluminación. Lo más importante es que cuentes con una buena iluminación natural, esto es prioritario, y será clave fundamental para escoger el emplazamiento de tu despacho y no solo de tu mesa de escritorio. La luz natural te ayudará a cansarte mucho menos que si usas constantemente luz artificial, a la par que es más saludable para tus ojos.

De igual forma, tienes que contar con una iluminación artificial indirecta y directa que te ayude a crear una estancia agradable, iluminada y que te permita no forzar la vista. Puedes usar lámparas de pie junto con flexos, a la vez que puedes escoger entre distintos tipos de bombilla (intensidad y tono de luz).

Enchufes y cables

El número de enchufes que tengas disponibles va a ser clave fundamental para poder elegir la zona de trabajo. Si el número de enchufes es bajo, recuerda que puedes comprar regletas de enchufes que te permitirá contar con un gran número de enchufes disponibles. En estos casos, lo ideal es que cuente con un interruptor o un interruptor por enchufe para que puedas encenderlos y apagarlos en función de si los usas o no, ahorrando energía.

A su vez, otra de las recomendaciones habituales es reducir el número de cables que están en la oficina. En esos momentos en los que es difícil de conseguir, lo que podéis hacer es unirlos con bridas para que todos vayan por la misma zona y no se expandan por doquier, consiguiendo un espacio más limpio visualmente.

Otra opción es optar por utilizar artículos wifi, como la impresora, ratón o teclado inalámbrico para reducir los cables.

Colores y plantas

Los colores generan emociones, es una realidad a la que hay que acostumbrarse. Los tonos que se recomiendan para las oficinas son: color blanco (ideales para potenciar la luminosidad, que sean espacios más pequeños y que dan calma), color azul (es el color del mar, de la tranquilidad), colores pastel y a evitar tonos intensos como el rojo.

En cuanto a las plantas, es de lo más recomendable tener alguna planta en la zona de la oficina, pues contar con un ser vivo suele hacer que un espacio frío se convierta en algo más cálido y acogedor. Tenéis la opción de optar por plantas resistentes como los potos o plantas bajas como las suculentas.

About the Author mari

>