Estreno Casa
¡Compártelo!

Cómo decorar un pasillo largo ideas y consejos

Las casas que disponen de pasillos largos, normalmente también carecen de abundante luz, un punto más en contra a la hora de decorar. Si este es tu caso, hoy vamos a aprender cómo decorar un pasillo largo, ideas y consejos, para sacarle el máximo partido.

Si tu vivienda o tu casa dispone de un pasillo largo, posiblemente éste también sea estrecho, seguramente se deba a la disposición de las habitaciones, en definitiva, a la distribución de la casa.

Cuando intentamos decorar un pasillo largo, nos encontramos con que no podemos utilizar muchos de los recursos que habitualmente utilizamos. La falta de luz y la falta de espacio, parecen conjugarse para que su decoración se nos torne un tanto difícil.

Veamos a continuación algunas soluciones que podemos proponeros para, como hemos dicho anteriormente, sacar el mayor partido a un espacio, en principio que parece muerto.

Utiliza el Color

Si nuestro pasillo es largo, pero dispone de un techo alto, el efecto visual de esta combinación es un pasillo largo y muy estrecho. La mejor forma de acortar un pasillo largo es recurrir a los colores.

Si a nuestro pasillo le pintamos el techo en un color fuerte, ya sea negro, azul, marrón, etc., visualmente lo acortaremos provocando el efecto contrario, un pasillo más amplio. Si como es nuestro caso, queremos acortarlo visualmente, no dudes en jugar con el color.

Un ejemplo lo tenemos en la imagen superior, se trata de un pasillo largo, con techos altos, una característica negativa que la podemos convertir en todo lo contrario, si pintamos tanto el techo como la pared frontal, del mismo color.

No cabe duda que el efecto óptico que produce es justo el contrario, con un color intenso en la pared que cierra el pasillo conseguimos acortarlo visualmente, si además pintamos el techo, provocamos un efecto de amplitud. Como veréis no es necesario que sean colores oscuros, los colores vivos funcionan igual de bien.

La luz si es importante

Seguramente nuestro pasillo no tenga una buena iluminación natural. Como seguramente sabrás, la iluminación de los espacios es fundamental en decoración.

No lo dudes y llena de luz tu pasillo, con lámparas o como en este caso, focos led empotrados. Un espacio inundado de luz, es un espacio más amplio.

Aprovecha todas las opciones que tengas, en este caso el techo de la casa es alto y nos puede quedar igual de bien unas lámparas colgantes o unos focos. Pero si este no es tu caso, y tu pasillo tiene una altura estándar, no dudes en utilizar focos empotrados, además de dar una trayectoria visual más limpia, ganarás en espacio.

Los Espejos, nuestros mejores aliados

Estoy segura que más de una vez habrás oído decir que no hay nada mejor para agrandar una estancia, que llenarla de espejos. Como veis en la imagen que os presentamos a continuación, tienen toda la razón.

No es necesario inundar la estancia con múltiples espejos, ya que es contraproducente. Sólo necesitarás un par de ellos, eso sí, de tamaño generoso y colocados estratégicamente.

En esta imagen podemos comprobar como dos espejos grandes colocados justo, en el único espacio donde la luz incide.

De esta forma, además de proyectar la luz hacia el interior del pasillo, conseguiremos crear «huecos» visuales con el reflejo de la pared a la que está enfrentada.

Lo que nunca debemos hacer es colocar un espejo en la pared que cierre el pasillo, si lo hacemos, conseguiremos una mayor profundidad y por lo tanto, alargaremos aún más nuestro pasillo.

Huye de la Monotonía

La monotonía y la decoración, no se llevan nada bien, sobre todo cuando tenemos un pasillo muy largo. Un pasillo desnudo, sin un foco de atención es un pasillo monótono y aburrido.

Intenta buscar puntos de fuga en tu pasillo, una decoración que centre la atención y derive la visión túnel que puede provocar un pasillo largo. Existen diferentes recursos y uno de ellos, son los cuadros. Coloca cuadros a diferentes alturas y de diferentes tamaños, así provocamos mayor dinamismo.

Aprovecha las paredes para montar una pequeña pinacoteca con fotos, en especial si estas son en blanco y negro. Añade marcos en tonos vivos si tus paredes son blancas y en tonos suaves sin son de un color oscuro. No te preocupes por la cantidad de fotos o cuadros que coloques, eso sí, deja espacio entre ellos.

Como consejo os diremos que para su distribución, dibujes en un papel tu pasillos y vaya probando diferentes opciones de colocación, cuando te guste el encuadre o la disposición, colócalos.

Los Murales como solución

Siguiendo con lo que acabamos de comentar, otra solución para gestionar el problema que plantea la decoración de un pasillo largo, es la utilización de murales en la pared.

Si anteriormente hemos recurrido a las fotos o cuadros, esta vez nos decantamos por los murales decorativos. Los murales son elementos decorativos muy interesantes, no sólo desvían la atención sin perjuicio del espacio, sino que además son en sí, una pieza decorativa.

Un ejemplo como el que os estamos exponiendo es simplemente magistral. En este caso se trata de un papel pintado que suple la falta de decoración con un recurso muy llamativo, la temática del mismo mural. En este caso se trata de un bosque del que parecen escapar unas bellas golondrinas de cerámica.

Una idea muy imaginativa que además de embellecer aporta movimiento. La colocación estratégica de las aves, siguiendo con la temática del mural, sin duda aporta además de elegancia, imaginación y buen gusto. No obstante, en el mercado existen desde láminas autoadhesiva que se adaptan perfectamente a cualquier superficie.

Otro detalle a destacar es la colocación de la luz, en este caso, se trata de dar protagonismo al mural y lo consiguen colocando en la parte superior y muy bien disimulados, una serie de focos que darán protagonismo en cuanto la luz natural descienda, al precioso mural.

Textura y color

Un pasillo, como hemos visto a través de los diversos ejemplos que os hemos expuesto, no tiene porqué ser aburridos. Hemos hablado de pintura, murales y decoración en general, ahora le toca el turno a la textura.

Cuando tenemos un pasillo largo a la vez que ancho, las soluciones decorativas se multiplican. Un diseño lleno de color y textura. Piedra, madera y el color verde que aporta ese toque natural además de color.

En este caso y como ya hemos dicho, necesitamos tener un pasillo generoso independientemente de la longitud. Se ha tratado de convertir un pasillo triste y aburrido en un paseo.

Para conseguirlo se ha recurrido a las texturas, encabezadas por un mural de poliespan tipo piedra de laja. El color claro aportará mayor luminosidad, potenciada por una sutil luz led, camuflada en el techo.

Con un camino sinuoso de piedra blanca en contraste con la madera oscura del suelo, proporciona una sensación de limpieza y amplitud. El toque de color lo pone las plantas, que rompen con la horizontalidad del pasillo aportando ese toque vertical de equilibrio.

Lo complementa una iluminación empotrada en el suelo que encendida, dará mayor protagonismo al muro, creando una luz ambiental muy elegante y suave. Un espacio con muchos elementos que nos da sensación de amplitud.

También te puede interesar:

About the Author María del Mar Rojas

>